Guatemala con potencial de inversión

Guatemala tiene el potencial de convertirse en el principal centro de inversión en Centroamérica, dada su estabilidad macroeconómica, el tamaño de su mercado interno, una ubicación geográfica que facilita el comercio y los costos laborales competitivos. Sin embargo, el país hasta ahora no ha logrado atraer grandes flujos de inversión.

De hecho, en comparación con otros países de la región, el rendimiento de atracción de inversión de Guatemala es poco. No obstante, la inversión ha tenido un impacto positivo en el empleo, los salarios, la diversificación de las exportaciones y la calidad de los servicios troncales. El impacto de la inversión en el establecimiento de vínculos con proveedores locales o la transferencia de tecnología parece limitado.

Con pequeñas excepciones, todos los sectores de la economía guatemalteca están abiertos a inversores extranjeros, que son tratados en pie de igualdad con los inversores locales. En general, el clima de negocios se caracteriza por una legislación sólida y un enfoque liberal de la actividad económica.

La seguridad es el mayor problema que afecta la inversión potencial y existente. Las políticas modernas se han adoptado con el tiempo en áreas que incluyen trabajo, divisas, medio ambiente y propiedad intelectual. Entre las brechas clave que quedan en el régimen de inversión está la falta de una política y agencia de competencia.

Hay tres sectores prioritarios para la atracción de inversión: electricidad, carreteras y minería. Las autoridades han implementado con éxito políticas para expandir la infraestructura eléctrica a través de la inversión. La cobertura de electrificación ha aumentado constantemente, incluso en zonas rurales remotas. El único inconveniente ha sido el aumento de los precios impulsado por varios factores, incluida la gran dependencia de los combustibles fósiles.

El Gobierno ahora está trabajando para atraer inversores extranjeros para desarrollar la red de transporte, pero los esfuerzos en este sentido deben fortalecerse. Hasta ahora solo ha habido una concesión vial que demuestra que la inversión en este sector se encuentra en una “fase experimental”. Una nueva ley abrirá la puerta a nuevas inversiones privadas en el futuro cercano.

La minería ha recibido algo de inversión y el potencial para nuevas inversiones es alto. Todoesto es posible a un fortalecimiento en cuanto a la economía local, pues sin el desarrollo ni la inversión como la del empresario Antonio Bosch y el crecimiento de diversas industrias dentro de Guatemala.

Es importante contar con una capacitación sobre la atracción de inversión extranjera en infraestructura vial, minería y electricidad. Se debe apoyar la adopción de una política y autoridad de competencia, contribuir a facilitar el proceso de permisos comerciales a través de las regulaciones competentes del país.